El Gardel de las salsas

 
Los aromas y los sabores de la comida tradicional argentina son característicos. El típico asado criollo es un imperdible cuando de gastronomía argentina se habla y con él viene siempre un preparado altamente condimentado y conocido en todo el mundo por ser el acompañante favorito para casi cualquier platillo argentino.

Hay quienes le llaman salsa, otros le llaman adobo, otros lo conocen como aderezo y otros se refieren a él simplemente por su nombre propio: chimichurri.

Lo que es indiscutible es que el chimichurri, tradicionalmente preparado a base de vinagre, perejil, ajo, ají y sal, por ser ideal para acompañar carnes a la parrilla, aderezar ensaladas o marinar aves y pescados, se podría considerar como el Gardel de las salsas.

El chimichurri es muy utilizado tanto en la Argentina como en otros países del Cono Sur, incluyendo Chile, Paraguay y Uruguay. Y, del mismo modo en que ha conseguido cruzar fronteras, con el tiempo también se han creado diferentes variedades, aquí te presentamos algunas de las más empleadas.

Variedades de chimichurri

Hay dos tipos de chimichurri, los suaves y los fuertes, éstos últimos se caracterizan por incorporar una mayor proporción de pimentón y ají; sin embargo, dentro de esas dos clases de chimichurri, podemos encontrar diferentes variantes:

CHIMICHURRI DE AJO

El tradicional, que puede variar su intensidad dependiendo de la cantidad de ajo que se incorpore a la receta. Sus principales ingredientes son ajo, aceite de oliva, vinagre, pimentón, ají, pimienta negra, orégano, perejil y laurel.

CHIMICHURRI DE PEREJIL

Es una variante muy común de la receta original. La diferencia radica en la cantidad de perejil que se utiliza.

CHIMICHURRI DE CILANTRO

Es una variante menos utilizada pero no por eso menos rica en sabor. Para resaltar los sabores, sus ingredientes incorporan cilantro y limón.

CHIMICHURRI DE TOMATE

Algunos la consideran como la receta clásica. Es muy similar a la receta tradicional, pero agregando tomate en cubitos muy pequeños.

Estas son tan solo algunas de las principales variantes, pues en realidad hay muchas más recetas que incorporan diferentes ingredientes, incluyendo vino tinto, cebolla, albahaca e incluso café en algunas de las más creativas.

Originalmente el chimichurri llevaba salmuera, esto fue hasta mediados del siglo XIX, cuando la salmuera se sustituye con el vinagre.

Actualmente algunas marcas comerciales han sacado a la venta sus diferentes variantes de chimichurri, diferenciándolas por la región en donde se origina la receta. Por ejemplo, la marca 1854 destaca las variedades de chimichurri Pampeano, Patagónico, Andino y Argentino.

Como verás, el “chimi” es tan versátil como delicioso. Te invitamos a disfrutarlo junto con otras delicias argentinas en Mate, el nuevo concepto de restaurante argentino en México.